En el Hospital San Martín se cortó la luz y los bebés de Neonatología se quedaron sin respirador

Este viernes a la medianoche, el Policlínico sufrió una interrupción de la energía eléctrica y según relatan sus trabajadores no funcionaron los generadores que deben activarse en casos de emergencia. La situación más crítica se vivió en Neonatología, donde varios recién nacidos se quedaron sin asistencia respiratoria mecánica y tuvieron que ser “bolseados” manualmente por personal que ya había terminado su turno.


Guillermina Peralta, enfermera y delegada de la junta interna de ATE, relató: “Justo cuando terminaba nuestro turno a las 24 horas se produjo un corte de luz. Esperamos para salir porque no se veía nada ya que había solo unas pocas luces de emergencia. Pasaron unos 15 minutos y escuchamos al jefe de la guardia que necesitaban asistencia en Neonatología”.

“Nos pidieron que empecemos bolsear a los chiquitos que estaban con asistencia respiratoria porque varios aparatos no estaban funcionando. Pudo haber sido una tragedia”, contó la trabajadora y agregó: “Había mamás amamantando que se asustaron pero tratamos de llevar tranquilidad y que no se dieran cuenta de lo que estaba pasando”.

Las áreas críticas del Hospital están equipadas con generadores que arrancan automáticamente ante un corte de luz, pero ayer no funcionaron. “Estuvimos 25 minutos sin luz en todo el hospital”, aseguró Peralta.

Además, los respiradores artificiales tienen baterías para seguir funcionando en caso de que se corte la electricidad. Sin embargo, varios equipos se apagaron y el médico a cargo del servicio de Neonatología tuvo que pedir asistencia de enfermeras de otras áreas que ya habían finalizado su turno para “bolsear” en forma manual a los pacientes. 
“En otra sala, compañeros denunciaron que no había un aspirador para un paciente que había entrado en shock. La situación que se vivió anoche fue tremenda, nunca me había pasado algo así en 7 años de trabajo”, comentó la delegada de ATE.

“La falta de mantenimiento es general, se caen los ascensores y no hay insumos básicos como toallas de papel para secarnos las manos. Las cosas se siguen tapando y la situación se está agravando”, advirtió.

En un comunicado, ATE exigió a las autoridades del Hospital y el Ministerio de Salud “soluciones inmediatas y condiciones dignas de trabajo que permitan garantizar la salud de los pacientes”.
























FM Blue - Todos los derechos reservados