La aparición de más alacranes enciende la alarma y mete miedo en los barrios

Ahora vecinos encontraron ejemplares en City Bell y Los Hornos, por lo que piden más tareas de fumigación. Qué hacer ante un hallazgo


En 31 bis entre 474 y 476 aparecieron dos alacranes en el lapso de un semana; el primero lo descubrió Claudio Carrizo en el pasto de su jardín una semana atrás y era de color negro.

Sin embargo, el que le preocupó fue el que ayer vio en uno de los sillones de su casa, de color rojizo y mas pequeño.

“Lo vio arriba del sillón y su temor fue por sus hijas, una de 11 meses y las otras de 7 y 9 años”, señaló Lidia López, madre de Claudio.

Se consignó que esa no fue la primera vez que se descubre ese tipo de arácnidos en el terreno de su casa, pese a que siempre se mantiene el pasto corto.

“El terreno es muy grande, pero siempre el pasto está muy corto; la preocupación es porque aparecieron dos en una semana”, dijo la mujer.

Ante el temor se decidió llamar a Defensa Civil y ayer se presentaron en la vivienda empleados de Zoonosis que se llevaron el alacrán para analizar su grado de peligrosidad.

La otra zona de la región donde en las últimas horas apareció un escorpión fue en Los Hornos. El insecto fue descubierto el jueves pasado a eso de las 21:30 por un niño de 4 años y el perro de la casa que intentó cazarlo.

“Apareció atrás de la reposera donde estaba sentado mi esposo y lo curioso es que no tenemos pasto, madera o escombros; no sabemos de dónde vino”, señaló Roxana, la vecina que también se preocupó por la seguridad de sus dos hijos, uno de 11 y otro de 4 años.

El escorpión era de unos seis centímetros y de color claro con algunas manchas marrones. Después de atrapar al arácnido en un frasco, la familia consultó en el área de Toxicología del Hospital de Niños y le confirmaron que era venenoso.

“Al lado de casa hay una huerta, pero también pienso que tal vez como tiré veneno para las cucarachas eso lo hizo salir”, sostuvo la mujer.

Ante el temor de que aparezcan otros alacranes, la vecina colocará mosquiteros en las rejillas del patio y en las aberturas. También pondrá burletes en las puertas. “Le pedí a mis hijos que no caminen descalzos, cambié las sábanas y miré por todas partes, la verdad que es muy feo encontrarse con esos insectos”, concluyó la vecina.

PARA TENER EN CUENTA

Los alacranes venenosos son de color amarillo o marrón claro. Su cuerpo puede presentar líneas en el cuerpo o el dorso en color marrón. Su pinzas son delgadas y largas.

En tanto los alacranes no venenosos son de coloración marrón oscura a negro. El dorso siempre es del mismo color que el cuerpo. Sus pinzas son pequeñas y cortas.

Ante la sospecha de que pueda haber un alacrán se sugiere revisar y sacudir la ropa y calzados. Sacudir la ropa de cama antes de acostarse. Tener precaución cuando se examinan cajones o estantes. Evitar caminar descalzo en zonas donde se conozca la presencia de alacranes. Utilizar rejillas sanitarias en desagües.

Controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras. Colocar burletes o mosquitero en puertas y ventanas.



















FM Blue - Todos los derechos reservados